martes, 24 de noviembre de 2009

Morente dixit, en el videochat de ABC

Del videochat que acaba de mantener Enrique Morente en la prensa digital, he seleccionado unas cuantas "perlas" que me gustan y que dejan muestra de la juventud incorregible del cantaor granadino.

La primera, me la dedico y se la dedico también a mi sobrino Jorge.
La segunda, para mis sobrinas roqueras a las que no acaba de "entrar" el flamenco.
La tercera es para el cantaor primerizo, pero genial, Niño de Sola.

Aquí tenéis el enlace, por si queréis leer toda la conversación: Videochat con Enrique Morente.

Maestro, siempre le he visto subido a un escenario y le admiro pero siempre me he preguntado, ¿Cómo es un día normal en la vida de Enrique Morente?(Lero)
Un día normal me levanto con un poco de resaca, aunque no haya bebido ni fumado. No fumo porque me sienta muy mal el tabaco, la verdad. Procuro andar por el campo, después regreso y me siento en el sofá y espero a que llegue la tarde. Tomo un café y espero a que llegue la noche. Mientras tanto a veces me entretengo con la guitarra aunque no sea guitarrista. Cuando llega la noche miro a ver si ha salido la luna. Si no ha salido salgo.
¿Cómo fue la experiencia de tocar en un ambiente tan alejado del flamenco como el de Benicassim en el FIB? (Alysa)
Una experiencia inolvidable, superemocionante por razones facilmente explicables. La primera por compartir cartel ese día con nada menos que con el maestro Leonardo Cohen. Para mi ha sido una de las cosas más bonitas que me han podido pasar, porque después de salir Cohen del escenario, entre bastidores, vi a muchos periodistas que lógicamente lo abordaron y yo parecía otro periodista más pero sin cámara. No podía llegar hasta él y al final se vino para mí y tuve la suerte de darle un abrazo y un saludo cordialísimo y mostrarle mi admiración y aprecio. Él siempre me ha tratado también muy bien y Benicassim fue inolvidable. Además que había un ambientazo, 30.000 personas, una brutalidad.
¿ Qué tiene que tener todo buen cantante de flamenco? (Núr)
Creo que igual que un buen cantante de jazz o de cualquier otro género, de tango argentino o de pop, lo que tiene que tener es pasión por su música. Y eso se transmitirá cuando cante, al poner los cinco sentidos en lo que canta, podrá transmitir.

3 comentarios:

Teresa dijo...

Enrique Morente, además del gran talento e inteligencia, tiene la inquietud, curiosidad, mente abierta y valentía propias de quien es joven. Por todo esto y su sensibilidad exquisita, Enrique hace ARTE.

Enrique será joven hasta el final de sus días.

Porverita dijo...

Pues eso: la búsqueda y la curiosidad nos mantiene jóvenes, o ¿no?

La risa que daba verlo en directo en el vídeo, pero sin sonido (jajaja)

Anónimo dijo...

porverita con esas palabras van al corazon y del corazon ala vida ,son pequeñas cosas que en la vida se hace grande,muchas graciasss

Visitas desde 1 de enero 2010