viernes, 16 de enero de 2009

Mis chaladuras flamencas

Empiezo un nuevo cuaderno de bitácora para mis chaladuras flamencas.

Ayer tarde estuve viendo y escuchando a Jesús Corbacho en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense, en Madrid.
Forma parte de un ciclo programado por algo así como Asociación de Artistas, Intérpretes y Ejecutantes, que se llama Flamencos en Ruta. Os lo recomiendo a todos, pues la hora es cómoda -19 h-, el lugar -Salón de Actos- tiene una acústica fantástica y los artistas programados -muy jóvenes- raramente pasan por Madrid.

Ahora va la crítica.
Jesús Corbacho es un artista onubense jovencísimo -de 1986- que canta muy bien pero que todavía tiene que encontrar su estilo. Recuerda mucho, en algunos cantes, a Pepe Marchena y en otros a Arcángel. Hizo alegrías y soleares, mas bien raras para mi gusto, pero al menos eran diferentes. Y en lo que estuvo superior y casi perfecto fue en las guajiras. Fue el momento que más disfruté: sin ser uno de mis cantes flamencos favoritos, no me hubiera importado que se hubiera alargado más.

Espero que este muchacho tire por la senda de Arcángel -no que cante como él- sino que sea valiente y se atreva a ser diferente.

La Triniá.

Enlace a Jesús Corbacho en MySpace

2 comentarios:

otoski dijo...

Hablando de Chaladuras y rutas, se me viene una rápido a la cabeza ,a peligrosa asociación de ideas me lleva a preguntarte Mila cual sería para tí el equivalente flamenco de la mítica Ruta 66 del rock al roll américano.
No te creas que la pregunta tiene su miga, ya que dependiendo de la procedencia y gustos flamencos del interlocutor responderá una cosa u otras.
Unos, los más dirían que es el camino de Sevilla a Jérez es la ruta que más flamenco ha producido, escuchado cantar y transportado dado el fluído paso de arrieros, tratantes de ganado, gitanos y payos nómadas que entretenían el largo y hambriento paseo que todo tipo de tonás.
Otros dirán que el camino de Jérez a Cádiz o de Cádiz a Málaga o de ésta a Sevilla de nuevo.

En fin que da para una tesis doctoral de la universidad del cante jerezana, o al menos para un par de entradas en este blog, o ponerle nombre a un programa flamenco de radio, tv o una revista especializada.

¿cuantas coplas flamencas hacen referencia a algún trágico trayecto?

Para terminar este comentario-chaladura nada mejor que recordar la poesía de Lorca que siendo canijo me encantaba y asustaba al mismo tiempo:

Córdoba

Córdoba.
Lejana y sola.

Jaca negra, luna grande,
y aceitunas en mi alforja.
Aunque sepa los caminos
yo nunca llegaré a Córdoba.

Por el llano, por el viento,
jaca negra, luna roja.
La muerte me está mirando
desde las torres de Córdoba.

¡Ay qué camino tan largo!
¡Ay mi jaca valerosa!
¡Ay que la muerte me espera,
antes de llegar a Córdoba!

Córdoba.
Lejana y sola.

PD: Mucha suerte y mucho ánimo con tus chaladuras flamencas y con el blog. Es una suete tener amigos que te transportan sin moverte del sitio de Japón al barrio de la triniá.

un abrazo

Salud

Oscar

La Triniá dijo...

Hola Oskar,
Gracias por el poema de Lorca. ¡Te la sabes de memoria! Cuando recuerde una copla flamenca de trágico recorrido, la pondré.
Yo tenía otro apodo, Porverita, que hace referencia a un trayecto muy corto: "Desde la Porverita hasta Santiago, las fatigitas de la muerte me arrodearon..."
Voy a abrir otra entrada sobre Ruta 66... flamenca.

Visitas desde 1 de enero 2010